Skip Navigation Linkspersonajes

sinopsia_on.png sinopsis_on.png  

 

de cuerpo presente

(una comedia de muerte)

personajes

 

D. VICENTE JIMENEZ, el muerto

Gorka Aginagalde     

 

Recientemente fallecido y protagonista de la obra. Ex concejal del ayuntamiento, un señor con muchas propiedades, acusado de corrupción y en espera de juicio.

Fallece justo unos días antes de tener que declarar ante el juez. Sus familiares creen que sigue forrado hasta las cejas, pero pronto descubrirán que está arruinado.

Es un hombre de sesenta y seis años, pero que aparenta muchos más años de los que tiene, consecuencia de la vida de excesos que ha llevado.

Cuando "despierte" durante la función lo hará andando como un anciano, pero luego, por gracia divina o infernal, el aparentemente viejecito resultará estar en plenas facultades físicas y más ágil que nunca.

 

CARMEN GOTIA, la ex mujer

Gurutze Beitia

 

Fue la primera mujer de Vicente y madre del único hijo de ambos. Es una señora muy egocéntrica, excéntrica y obsesiva. En la actualidad se dedica a la venta de cosméticos, de la que casi no saca beneficios, lo cual le hace vivir en una constante frustración. Sabe muy bien lo que es vivir en la abundancia, como los tiempos en los que estuvo casada con Vicente. Quizás sea esta la razón de su cleptomanía actual. Robará todo lo que pueda de quienes estén y aparezcan por el velatorio.

Desde que se quedó sola tras divorciarse y la salida de su hijo a la universidad, vive con el síndrome del nido vacío, lo cual atenuó la neurosis que siempre ha sufrido. Nunca ha perdonado ni a su hijo ni a su ex marido. Durante la función sufrirá unas cuantas crisis nerviosas. Luchará como la que más por hacerse con la herencia de su ex marido. Será capaz incluso de traicionar a su propio hijo.

 

ANDRES JIMEZ (ANDRESITO), el hijo

Galder Perez

 

Es un hombre de unos treinta y cinco años, hijo de Vicente y Carmen. Fue un niño superdotado, lo que le supuso vivir siempre entre algodones. Pero esto fue un error, ya que como resultado crearon un joven inadaptado de la sociedad, hipocondriaco hasta la enfermedad y con total falta de empatía con quienes le rodean. Es demasiado racional, por lo que sus lógicas conclusiones sobre todo lo que escucha sacan de quicio a quienes le rodean.

Es enfermizamente tímido, todo lo contario a su padre y a su madre. Por otro lado, también resulta ser muy impulsivo para sorpresa de quienes le rodean. Sexualmente parece ser absolutamente inocente, casto total, hasta que se le presente la ocasión, donde menos lo espera. Tiene una secreta, oculta y fogosa relación sexual con una chica, que no esperaba fuera quien resulta ser.

 

 

MARISA JIMENEZ, la hermana

Mari Cruz Melgosa

 

La hermana mayor de Vicente, aunque parece más joven que él. Siempre ha llevado una vida muy sana y ha salido muy poco del pueblo en el que nacieron. Es por eso que siente envidia de su ex cuñada, porque siempre ha ido a la última y le parece toda una señora. Llegará al velatorio cargada de comida y bebida, para hacer una ceremonia en condiciones, en la que no debe faltar de nada. Quiere que esté todo al detalle, que sea el velatorio perfecto, y como si de una boda se tratara, se preocupará de todo tipo de detalles.

Es una señora tierna y bonachona, muy habladora, contando miles de anécdotas de ella y su hermano, para perderse en divagaciones absurdas y aburridas que duermen a cualquiera. Parece ser una ingenua campesina, pero lo que nadie sabe es que se gana la vida atendiendo un teléfono erótico, que siempre suena cuando menos oportuno resulta.

 

ROSITA MONROE, la mujer actual

Ylenia Baglietto

 

Joven, atractiva y coqueta chica, la más joven de todo el cuadro que formará este peculiar velatorio. Actual esposa de Vicente Jiménez. Hasta el día de la muerte de su difunto marido, jamás había conocido a nadie de su familia. A su marido lo conoció en un cabaret, de ahí su nombre 'Rosita Monroe', ya que en realidad es María Gómez.

 

Tras esta aparente mujer caza fortunas, se oculta un corazón solitario, necesitado de amor y cariño. Acaba de encontrar alguien quien atiende a sus deseos, y no nos referimos precisamente al fallecido D. Vicente. Su humilde y endeudado origen es el motivo por el cual se ha lanzado a buscar fortunas allá donde pueda. Esta fue la razón por la cual aceptó a D. Vicente Jiménez como esposo.